Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

LAS NAVES INDUSTRIALES DE ULTIMA MILLA SON LA PUERTA DE ENTRADA A LOS MERCADOS URBANOS

30-09-2019

La ubicación de las naves industriales de última milla en los centros urbanos ayuda a las empresas a acortar plazos de entrega, aumentar su base de clientes y escalar geográficamente. Sin embargo, choca frontalmente con el desarrollo sostenible de la ciudad y crea el debate de si son viables estas naves.

Los grandes operadores logísticos quieren estar lo más cerca posible de los consumidores para poder entregar los pedidos en el mínimo tiempo posible. Los tiempos que maneja el mercado obligan a las empresas a buscar soluciones, llámense párkings, locales comerciales o gasolineras.

La tendencia será construir naves cerca de las ciudades con el mayor número posible de metros cuadrados (a través de naves multinivel, por ejemplo) desde donde repartir los pedidos.

Estamos hablando de naves industriales con una fuerte inversión en tecnología y una apuesta por la calidad.

Según Pere Morcillo, director del área industrial y logística de JLL, hay tres categorías de naves de última milla. La primera, las naves próximas a las grandes ciudades. La segunda, los activos cercanos al núcleo urbano. La tercera y última corresponde a los espacios situados en el centro urbano.

Otra de las alternativas planteadas es la reconversión de locales comerciales de segunda línea en naves de última milla desde donde entregar el producto del ecommerce.